lunes, 24 de febrero de 2014

Los 10 consejos que no debes seguir si eres principiante



"Es más fácil para un perdedor llegar a alcanzarte y detenerte,
que esforzarse por ascender y superarse a sí mismo" 
Tommy Venuto

Todos hemos sido principiantes en algo alguna vez, y eso lleva consigo un halo de inocencia que nos hace creer muchas cosas sin pararnos a pensar si realmente son correctas o valen de algo en nuestra situación. En el entrenamiento físico existen muchos mitos que, gracias a Internet, están al alcance de cualquiera. Esta es mi lista de 10 errores que podréis encontrar en vuestro camino y a los que no debéis hacer caso si estáis empezando a entrenar.

1. Sigue el camino del culturismo. Las formas de entrenamiento y la nutrición empleada por culturistas son de fácil acceso en Internet, además, muchos novatos (o no tan novatos) que se han hecho eco de ellas propagan esta información en numerosos foros de Internet. El camino del culturista está lleno de dedicación y sacrificio, un estilo de vida que no todos pueden o deben seguir: jornadas de entrenamiento maratonianas, ingestas bestiales de comida, empleo de gran número y cantidad de suplementos, en resumen, el culturista orienta toda su vida hacia el ejercicio físico con el objetivo de lograr un físico impresionante. Pero la pregunta que todo principiante debería hacerse es ¿mis objetivos se parecen en algo a los de un culturista? ¿Quiero que mi cuerpo sea como el de uno de ellos?

2. Haz caso de los entrenamientos de los famosos. No son pocos los actores cuyos roles en películas de superhéroes les han obligado a someterse a ganancias masivas de peso en muy poco tiempo. Para ello es necesario realizar una dura temporada de entrenamiento y una nutrición abundante que no pueden llevarse a cabo sin entrenadores personales y nutricionistas que puedan diseñar programas específicos para la persona en cuestión. Además, algunos actores se han hecho especialmente famosos por poder llevar a cabo cambios físicos espectaculares en pocos meses, lo que nos puede llevar a pensar que cualquiera puede conseguir resultados rápidamente, cuando en realidad la velocidad de progreso que tengamos depende de muchas características que harán que dos personas reaccionen de forma completamente diferente al mismo método de entrenamiento. Normalmente los programas de entrenamiento y nutrición de los famosos suelen quedarse en el back-stage, pocos actores han hablado realmente de cómo entrenan o comen para preparar sus papeles, más allá de las típicas frases de "he entrenado tres horas al día todo los días" o "he tenido que comer grandes cantidades de pollo a todas horas". Cuando encontramos publicaciones del estilo "el entrenamiento del Capitán América" la información se reduce a una lista de ejercicios y algún que otro suplemento recomendado, pero no se indica la estructura completa del entrenamiento, los tiempos de descanso, las progresiones de las cargas, las comidas realizadas y otros tantos datos fundamentales, por lo que eso y nada es lo mismo.

3. Empieza a consumir suplementos desde el principio. En general existen suplementos mejores y peores, suplementos indicados para un momento o para otro, pero lo fundamental es saber cuándo y cómo emplearlos para maximizar el rendimiento. El problema es que difícil encontrar información real sobre la utilidad de cada uno de los distintos suplementos existentes en el mercado, y muy pocos están dispuestos a consultar la literatura científica existente para informarse debidamente. Generalmente la gente se hace devota de un determinado suplemento por su fama, su publicidad o simplemente porque le pagan por promocionarlo. Por otro lado existen personas que sí explican sus experiencias en la toma de suplementos, pero cuando estas personas ingieren 4 o 5 sustancias diferentes a diario es muy difícil discriminar qué suplementos les son realmente útiles y cuáles son un simple relleno sin efecto alguno. Lo más importante a tener en cuenta para el principiante es que los mayores beneficios vienen dados por una dieta equilibrada, siendo los suplementos un añadido que nos ayuden a maximizar las ganancias que podamos obtener de nuestra alimentación. Cuando llegue el momento en que decidas recurrir a los suplementos es necesario que tengas una mentalidad crítica y estés dispuesto a probar y probar hasta encontrar lo que de verdad funcione para ti, porque tú lo percibas así y no porque éste o aquel te digan que funciona. 

4. Lee con atención todos los blogs. Solo en español hay miles de blogs sobre entrenamiento físico, fitness, powerlifting, culturismo, halterofilia y Crossfit, por no hablar de blogs sobre nutrición. No es que sean pocos ni muchos, el problema es que no todo lo que está escrito es cierto y es difícil al principio distinguirlo. Generalmente las fotos de tíos grandes en la portada de una web, incluso si son fotos del administrador o de alguno de los bloggers, no son garantía de calidad de la información ofrecida en la misma. Es normal incluir alguna que otra foto de culturistas famosos, pero no es ahí donde debemos fijarnos para saber si una web es o no de fiar. Conforme vayas aprendiendo irás viendo que hay determinadas webs muy citadas o entrenadores de los que se habla mucho, y aunque esto tampoco está 100% garantizado no es un mal indicativo de a quién debes leer.

5. Deja la investigación científica para los científicos. Esta es quizás la parte más dura. Para el no versado en el mundo de la investigación leer un artículo puede ser tremendamente aburrido, a la par de incomprensible e inútil si no sabemos distinguir entre los artículos adecuados y los que "están por estar". Si a eso le sumas que cerca del 90% de la investigación puntera está en inglés (y este país  no se reconoce precisamente por su nivel en el idioma de Shakespeare), nos podemos hacer una idea de lo difícil que va a resultar para muchos. Además, no todas las investigaciones arrojan resultados claros, ni usan materiales y métodos del todo adecuados para lo que están estudiando, en resumen, podemos acabar con un exceso de información que se volverá en nuestra contra y generará más dudas que respuestas. Aun así, iniciarse en la lectura de artículos científicos merece la pena. Los mejores entrenadores suelen citar bibliografía científica en sus artículos, por lo que si combinas los puntos 4 y 5 de esta lista creo que tendrás bastante para empezar a leer antes, durante y después de darle duro a las pesas.

6. Cualquier vídeo en Youtube es válido para aprender la técnica de un ejercicio... sobre todo si quién lo realiza está "bien grandote". Poca explicación requiere este punto, sobre todo si volvemos a leer el punto 4. Al igual que ocurre con los foros o los blogs, seguir el camino del más grande no siempre te va a llevar a la cima. Todos esos muchachos se esforzaron mucho y lucharon duro durante años para conseguir esa forma física, pero no todos están dispuestos a compartir contigo todos sus secretos. La gran mayoría de veces no es porque no quieran hacerlo, sino porque no saben cómo. Enseñan la técnica correcta de los ejercicios o te muestran sus dietas, pero no saben llegar al fondo de la cuestión y transmitir cómo han logrado alcanzar tan buena forma física y en qué se han basado. A pesar de lo dicho, soy un gran fan de muchos deportistas de Youtube (y compartiré muchas de sus publicaciones), cuyos vídeos son una herramienta poderosa. Muchos son gente con muy buenas intenciones, por lo que lo único necesario, como vengo diciendo, es aprender a discriminar a quien seguir y a quién no.

7. Regístrate en todos lo foros y sigue las opiniones de los que saben más que tú. Son muchos los foros que aparentan estar llenos de expertos... y son expertos, pero en ellos mismos. Conocen sus cuerpos, saben cómo entrenarlos, y seguramente muchos van camino de ganar el Mister Olimpia o el Arnold Classic, pero como eso no es lo que queremos, de poco nos sirven sus consejos. Un principiante necesita consejos sobre cómo comenzar en el mundo del entrenamiento físico y a veces quienes están muy arriba han olvidado lo que sentían o pensaban cuándo empezaron.

8. Compra todas las revistas del kiosko. Aunque en España no hay gran cantidad de revistas sobre entrenamiento (sin hablar de las revistas especialidades de culturismo), generalmente si hay dos o tres publicaciones bien conocidas por todos, donde todos los meses aparecen múltiples consejos, ejercicios y dietas para lograr nuestros objetivos. El problema es que llenar una revista de 100 páginas es todo un reto, y aunque esté salpicada de consejos de moda, reportajes comerciales y otros muchos contenidos, es difícil encontrar cada mes nuevos planes de entrenamiento que sean útiles para todo el mundo. Debido a esto, muchas veces se produce el "relleno" de la revista con información superflua, no demasiado contrastada y de poca utilidad, que puede resultarnos inútil. Las típicas rutinas de "haz crecer tus brazos en 30 días" o "los ejercicios definitivos para marcar el abdomen" son frecuentes en estas revistas, pero a estas alturas, ¿de verdad crees que te servirán de algo? No estoy diciendo que no compréis revistas, solo digo que no creáis que todo lo que hay en ellas va a serviros de la misma forma.

9. El blog del "Dr. Experto" siempre tiene la solución a tus problemas. He hablado mucho de entrenamiento pero, ¿qué pasa con la nutrición? La nutrición es uno de los pilares fundamentales del entrenamiento físico por lo que debemos cuidarla todo lo posible. "Somos lo que comemos" han dicho algunos, y es totalmente cierto. El problema es que no todos tienen los conocimientos necesarios de nutrición, la paciencia o el tiempo para formarse, y la sensibilidad adecuada para discriminar las fuentes de información. Todo principiante puede cometer el error de recurrir a cualquier web donde aparezcan artículos que supuestamente están redactados por nutricionistas o médicos expertos en el tema, pero a la mínima que comparemos nos daremos cuenta de que dos webs nos pueden estar diciendo cosas totalmente opuestas la una a la otra. ¿Qué hacemos ahora? "Si es que los médicos siempre os estáis llevando la contraria" dirán algunos. Y es cierto. Así no hay quien se aclare. Podría hablar largo y tendido sobre este asunto y es que es de pura actualidad. Las discrepancias en cuanto a nutrición que hay entre varios reconocidos bloggers de este país pueden hacer que muchos acaben sumergidos en un mar de dudas que no los lleve a ningún sitio y acaben más perdidos aún que cuando empezaron. Este es un problema de los profesionales de la salud pero que, con la expansión de internet, está afectando cada día a más personas. No hay mejor consejo que os pueda dar que el que no me dieron a mí en su momento y es que, dado que yo caí en muchos errores nutricionales antes de aprender a alimentarme como es debido, solo os diré que busquéis bien, preguntéis, no tengáis miedo de probar, y si lo necesitáis acudid a un médico de confianza, pero por encima haced caso a lo que os dice vuestro cuerpo. Cada momento, persona y objetivo requiere una dieta determinada y personalizada, y aprender a componerla es solo cuestión de tiempo.

10... La verdad es que quedaba feo eso de decir "los 9 consejos que no debes seguir", pero lo cierto es que no se me ocurre un décimo así que te dejo una foto graciosa para quitarle un poco de hierro al asunto...






No hay comentarios:

Publicar un comentario